Nuestra villa

facebookdel.icio.usmenéameyahoo

Conserva en buen estado, después de la restauración, la estructura de la iglesia de San Juan Bautista, situada en la parte más alta del pueblo. El muro de la Epístola es románico, y tiene una portada en arco de medio punto, decorada con capiteles e impostas: en el de la izquierda, se ven dos animales a los pies. Una inscripción situada en el arco indica la fecha del año 1173. El resto del edificio se reconstruyó en el siglo XVI. La espadaña, a los pies, está construida en piedra, y tiene dos cuerpos: lleva dos arcos en el primero, mientras que en el de arriba hay uno sólo, que se remata con bolas. En el año 1965 se construyó la nueva iglesia parroquial, dedicada a San Juan Bautista, en cuyo interior se conservan algunas esculturas procedentes del antiguo edificio

A 30 kilómetros de la ciudad de Valladolid, situado en una ladera que forma parte del tramo alto del Arroyo de los Molinos, se encuentra este pueblo, uno de los más pequeños de la provincia por número de habitantes.

En la parte alta de esa ladera, se ubican los restos de la que fue Iglesia de San Juan Evangelista. Hoy todavía quedan en pie parte de los muros, entre los que se puede atisbar la antigua portada de entrada en el que se conserva un magnífico arco de herradura con dos columnas, una a cada lado. Se construyó otro edificio de ladrillo, que sirve como lugar de celebración de los actos litúrgicos.

Las únicas fiestas que celebran sus escasos habitantes, se desarrollan los días 6 y 7 de mayo en honor al patrón y titular de la antigua iglesia, San Juan Evangelista, cuando sus coquetas y diminutas calles, con un caserío compuesto en su gran mayoría de tapial y adobe, se engalanan para desarrollar los diversos festejos y actividades.

Diputación Provincial de Valladolid·Tel: +34 983 427 100·Fax: +34 983 267 919